Hay vida más allá de la 6 de la tarde

La jornada laboral en España. El desencadenante de tertulias definitivo. Es cierto, tenemos una
jornada laboral un tanto peculiar. Empieza más o menos como el resto de las europeas (aunque la
equivalencia de nuestros ‘llego 5 minutos tarde’ está muy por encima del estándar anglosajón), la
pausa para comer llega bastante más tarde y es increíblemente más larga, y el fin de jornada en
muchos casos se alarga por artículo 33, o por evitar el atasco de vuelta. La jornada no solo
consume tu tiempo, también tus ganas, tu capacidad, y tu motivación para trabajar.

Seguramente habrás leído al igual que yo a muchos CEOs del mundo tecnológico compartir sus
hábitos laborales. Y muy probablemente te habrán producido la misma sequedad bucal. Los hay
que empiezan a las 4.30 de la mañana para reducir a 0 las distracciones, que asignan el tiempo
de commuting entre dos de sus empresas a gestionar una tercera, o que superan ampliamente
las 60 horas semanales. Está claro que mi éxito empresarial es infinitamente menor que el de
todos ellos, al igual que el saldo de mi cuenta bancaria. Pero en cuanto a jornada laboral se
refiere, creo que yo salgo ganando. Porque la mía termina a las 6 de la tarde.

Una jornada de 9 a 6 suena muy bonito, pero cumplirla no es fácil. Exige más organización, más
foco, quitarle tiempo a tareas superfluas (sí, se puede comer en menos de 2 horas) y ser más
disciplinado con el flujo de tareas a las que dedicas tu tiempo. Esto no quiere decir que duerma
cada noche sobre un lecho de ladrillos, ni que practique katas con monjes shaolin al alba. No me
he vuelto un maestro zen, pero sí más responsable.

Si la lectura entre líneas que haces de todo esto es que he fijado una jornada que me permita
disfrutar de mi vida personal, has acertado. Pero mi vida laboral también se beneficia al ponerle
límites. Al obligarme a respetar el descanso necesario para reciclar la cabeza y no entrar en
bucle. Y, sobre todo, al detectar qué tareas son una auténtica pérdida de tiempo, y cuáles
necesitan de todo el que dispongo.

QUIERO APRENDER MÁS
CHATEAR CON AGUS